Saturday, February 06, 2010

nathalie

Hermosa mujer de ojos
claros como su vestido
negro en el piso.

las velas encendidas
bailaban llamas al compas
de aquellas sabanas,
marcando sus manos en
mi espalda una y otra vez.

le quite la ropa con rabia,
como odiando su vestido;
ella cerraba los ojos
y apretaba la boca.

mi boca es tuya,
y en el espejo su cuerpo
mueve las velas en demasia.

No comments: