Tuesday, August 16, 2011

Oda a ella

Su mirada se perdio en el mar, asi como el viento y las olas.
Cuando la vi, de repente senti la sangre hervir de la emocion y el palpitar era de ciclon, como lo fue en principio.

Quizas ya no contemple sus ojos preciosos, azules como el cielo, verdes como la esperanza de tenerla entre mis brazos... Mas siempre guardare silencio cuando alguien hable de su nombre con esa fuerza inevitable de hacerla real; de hacerla mia de nuevo.

Hoy, te recuerdo, hermosa coca cola, bella y sabrosa, quizas algo fria, pero siempre gustosa...

No comments: