Sunday, October 28, 2012

Amantes súbitos

Enredado entre sus cabellos, buscando el nino que no ha de llegar; su cuerpo y sus ojos claros, hacen mi alma pernoctar. Sus labios rojos y el fuego en su boca al besar, al amar, al suspirar suavemente entre las sabanas; entre las paredes y su voz que reverbera entre las paredes. La vida es un hermoso y bello vaivén de caricias entrelazadas unas con otras, mientras lentamente el tiempo corre, pasa, camina, hala y se estremece entre sus labios y los míos.

No comments: