Saturday, October 13, 2012

infinito

Mirar sus ojos, y tocar sus labios, besar su boca roja y carnosa, dormir junto a su cuerpo, tendido y en la cama, quizás derrotado por el cansancio del sol del caribe, quizás lleno y lo vacío, entre sus manos.

Morir lentamente, así como cuando nos pasa la vida: a veces rápido y silente, otras veces lenta y estridentemente. Entre muchos pensares, entre otros muchos.

Dormir, eternamente entre sueños y entre su hermosa cabellera, que profusa la esperanza de volverla a ver, en cada amanecer de sus ansias, de su empeño...

Que hermosos son los silencios de su cuerpo en mis manos, que preciosos son sus ojos clavados en el infinito cuando la amo.

No comments: