Saturday, August 03, 2013

Muchos comienzos

La tarde va cayendo
y entre los edificios,
la brisa tibia se cuela
y tus manos en las mias
hace que te mire a los ojos
y todo se transforme.

Que dirán nuestros destinos?
Quizás que nos debimos encontrar,
mucho antes, y que se confabularon
las penas y las alegrías de ambos
para estar juntos, muy juntos.

En esos inicios, quizás demasiados
recuerdo tu sonrisa hermosa
y tu pelo rubio moviendose
de un lado para otro, cuando caminamos
aquella tarde hacia la estación del tren. 

Demasiados comienzos,
y pocos finales, pues la vida continua,
despues de un punto y aparte,
después de tener aquella funesta
y odiada conversación que tienen los amantes:
Esa que te hace maldecir el tiempo,
y sobre todos los lugares donde nos besamos.

La brisa tibia ya case cesa
y entre los edificios de tu ciudad,
de nuestra ciudad, suena el murmullo
y el bullicio de la cotidianidad
nunca interrumpida, de los transeúntes.

No comments: